La pintura, la música y un libro

Información General 14 de noviembre Por
Leer mas ...
Con la misma pasión que desarrolla sus actividades políticas, Ricardo Peirone se sumerge en la cultura. De su mirada nacieron pinturas que, encadenadas, dieron forma a una muestra. Admite que le hubiera gustado ser como Nico Sara –se lo dijo cara a cara el viernes último-, a quien considera “un excelente exponente de las artes visuales” y a quien le había augurado, a fines de los 90, un “futuro promisorio”. Orgulloso asegura no haberse equivocado.
-Usted tiene lo suyo. Inclusive hizo una muestra de su obra en el Museo que Usted construyó.
-Sí, fue un lujo. En julio y agosto. Fue posible gracias a un convenio que otorga a los plásticos rafaelinos el uso de la sala. Solicité turno y después sólo hubo una enorme voluntad de la Secretaria Municipal de Cultura y de su personal, a quienes agradecí profundamente.
-¿Sigue coleccionando mates?
-Claro, tengo 302 mates. Y si contamos los objetos con bombillas y similares, unos 500. Pero ahora estoy más selectivo.
-Lo ví en el recital que Andrés Calamaro brindó en Santa Fe hace un par de meses y, confieso, me sorprendió.
-Fui con mi esposa, Beatriz y mis hijos. Soy casi fanático de Calamaro. También fui a ver a Bob Dylan a Córdoba, un recital del que salí enloquecido, y a BB King en el Luna Park. Y asisto a muchos festivales folclóricos.
-Se perdió el de Paul McCartney.
-Me hubiese gustado mucho. Pero fueron mis hijos (Manuel, de 24 y Ana, de 23). Me abrieron el celular para que escuche momentos del recital. Jamás creí que iba a compartir con mis hijos esa enorme pasión por Los Beatles.
Detrás del político y del pintor, también está el escritor. “El teatro en Rafaela” es el nombre del libro que Peirone está a punto de presentar en la Biblioteca Sarmiento. En realidad se trata de una segunda edición de aquella que alguna vez corealizó con el recordado Américo Tosello.











Te puede interesar