El punto suma y se deja analizar

Deportes 14 de noviembre Por
La "Gloria" y la "Crema" igualaron sin goles en un partido muy disputado por la 15ª fecha del campeonato. El equipo de Trullet jugó un buen partido, más allá de que los cordobeses tuvieron la pelota, y en el final casi lo gana con una de Serrano. Un punto importante después de dos derrotas consecutivas fuera de casa.

Por Pablo Urso (Enviado especial a Córdoba). - Atlético de Rafaela se trajo un punto muy importante de Alta Córdoba en el empate sin goles ante la Gloria. Más allá de que el partido dejó mucho para el análisis tras ser un empate muy peleado y reñido, la Crema volvió a sumar de visitante después de dos pasos en falso que había dado en esa condición.
Anoche Instituto fue una topadora en el primer tiempo, más que nada en los primeros minutos donde dominó el juego. Pero no llegó a tener opciones claras, importantes que comprometieran la valla de Guillermo Sara, a pesar de algunas acciones.
El nivel de los rafaelinos fue de menor a mayor y terminó haciendo un partido muy luchado en la mitad de la cancha, donde alternó buenas y malas. Y donde también casi lo termina ganando a través de un avance de Serrano que se complicó para definir en los metros finales.
Pero yendo por parte, hay que decir que el comienzo del partido fue bien intenso. Instituto se paró rápidamente en el campo de La Crema y a través de su mediocampo dinámico y prolongable trató de imponerse. Por su parte, Atlético mostró desde el inicio una línea defensiva de tres hombres, con Juan Fernández mucho más suelto y abocado al mediocampo, para que Juárez se adelante cerca de la línea de ataque.
En esos primeros minutos, Instituto fue un poquito más y de hecho lo ratificó con dos jugadas claras. Un remate de Canever al travesaño, ingresando por izquierda luego de un buen manejo de pelota del Ruso Ribolzi, ex Atlético. Canever sacó un fierrazo cruzado que se estrelló en el travesaño.
Un minuto después, buen despliegue de Godoy para abrir la pelota nuevamente por izquierda, volcar el centro al punto del penal para que aparezca Leandro Lázzaro apareado por un defensor de Atlético. El delantero no llegó a conectar y Castro terminó enviando la pelota al córner.
Parecía algo aturdido el Celeste que trataba de acomodase en el terreno y a su vez buscar anular a Lima y a Ribolzi, los dos que distribuían el juego en el medio.
El partido tuvo desde allí un gran bache que duró aproximadamente 20 minutos. La Gloria no encontraba la pelota, producto de que Atlético le supo cerrar los caminos y el nivel de juego se fue en picada.
Los dirigidos por Trullet estaban algo partidos de tres cuartos en adelante. Juan Fernández no gravitó por la derecha en el ataque, pero realizó en óptimas condiciones su tarea como marcador. E Iván Juárez casi siempre recibió de espaldas al arco de Carranza, cuestión que prácticamente no le sirvió a los rafaelinos, ya que no podían llevar juego.
La más clara de La Crema en esa primera mitad fue un desborde de Federico González, que le ganó la línea a Barsottini y tras no poder pasar el balón en dos ocasiones, terminó rematando al arco, aunque no de buena manera, ya que la bocha se fue a unos metros del arco de Instituto.
Los locales llegaron dos veces más en los primeros 45’, y ambas veces fueron a través de Marcelo Bergese, un punta muy rápido que jugó como ladero de Lázzaro. Bergese llegó por derecha cara a cara con Sara, pero Carniello trazó un excelente cierre que casi ni le permitió definir al delantero, que sólo pudo puntearla y la pelota fue hacia el arco casi sin velocidad, permitiendo que Bovaglio llegue a despejarla. Y más tarde, otra vez Bergese ingresó por el mismo sector para rematar con total comodidad, pero con la zurda y alto, lejos de la valla.
Furchi cerró el primer tiempo con algo más de Instituto que de Atlético, con alguna situación clara y peligrosa, pero dando la sensación de que no llegó a hallar el buen funcionamiento y dejando que los rafaelinos equiparan por momentos el partido.

EL COMPLEMENTO

La segunda parte comenzó muy pareja, con un Instituto nuevamente lanzado y con un Atlético que encontró el orden defensivo desde el primer minuto de ese inicio. Creció el trabajo de Carniello y Bovaglio y el medio e hizo mucho más seguro, aunque con falencias para aportar en el ataque. Federico Gonzales otra vez fue incontenible por derecha y en una gran jugada estuvo a punto de rematar, pero cruzó Erpen.
Claudio Vivas quitó de la cancha a Ribolzi y colocó a Gustavo Fernández, para que La Gloria ataque con tres. Ese envión anímico provocó dos ocasiones en el local y ambas en los pies de Lázzaro, que no pudo definir en la primera, tras quedar muy solo y en la segunda remató alto, a centímetros del travesaño de Sara.
Trullet le contestó unos minutos más tarde a Vivas con la inclusión de Capellino por Fernández. Y Atlético jugó por algunos minutos con tres delanteros también, aunque no duró mucho este sistema, ya que Trullet sacó a González y colocó a Aguirre.
El empuje de la gente comenzó a hacer mella en los jugadores y en el mismo equipo que ya se instalaba definidamente en campo cremoso, con los delanteros bien abiertos y con un gran ímpetu para quedarse con el partido. Por su parte, los rafaelinos no perdieron la calma y el andamiaje de la visita se mantuvo calmo y sobretodo, seguro.
Instituto no halló la forma de encontrar el hueco, y por eso hubo una serie de remates de larga distancia por parte de los cordobeses que insinuaba otra vía de ataque y de romper el cero.
Los ingresos de Iván Furios en Instituto y de Joel Sacks en Atlético mostraban de alguna manera la contención de los entrenadores como para ordenar a sus equipos en los minutos finales, más allá de que La Gloria nunca dejó de atacar y que la obligación estaba definitivamente instalada.
A cinco del final, La Crema comenzó a salir del asedio de Instituto y con buenas demarcaciones y despliegues en el medio, llegó a complicar a Carranza. Una buena jugada individual de Walter Serrano, con gambeta y todo, terminó en un buen remate bajo que obligó al arquero de La Gloria a enviarla al córner.
Esa fue la última jugada de riesgo del partido. La gente terminó ofuscada con los avances de Instituto por ser indecisos y sobretodo desordenados en los metros finales.
Atlético terminó bien el partido y con adelantos interesantes, producto de disputar un buen partido mano a mano, a pesar de que el local tuvo las mejores. Partido trabado y muy luchado en el medio que permite cortar dos derrotas consecutivas de visitante para los rafaelinos, que seguramente terminarán valorando el punto.

Te puede interesar