Le tiró una cebolla y terminó matándolo

Policiales 14 de noviembre Por
En la bonaerense localidad de Virreyes, un chico de diez años murió tras ser impactado por una cebolla arrojada por su hermanastro. Buenos Aires 13 noviembre (NA) -- Un niño de diez años murió por las graves heridas sufridas cuando un hermanastro mayor de edad le arrojó con fuerza una cebolla en una humilde vivienda de la localidad bonaerense de Virreyes. El violento hecho se registró en una casa situada en Portugal al 3200, donde fu agredido Edgardo Ezequiel Alfonso, quien falleció mientras era intervenido quirúrgicamente en el Hospital de Niños de San Isidro. El incidente, según fuentes policiales citadas por el diario Crónica, ocurrió cuando por motivos que se investigan, el hermanastro del niño, un joven llamado Luis Miguel Fernández, de 22 años, tomó una cebolla y se la arrojó al pequeño. La cebolla impactó en el baso del niño, que poco después fue encontrado pálido e inmóvil por otros familiares, que decidieron llevarlo al Hospital de Niños de San Isidro. "Lo llevamos al hospital en remis, pero falleció cuando lo operaban", contó una de las hermanas del chico. En tanto, la Policía local detuvo al agresor, quien tendría antecedentes de drogadicción, dijeron sus familiares. AMR/MPNA 2010-11-13 08:12:55 imprimir cerrar
BUENOS AIRES, 14 (NA). - Un niño de diez años murió por las graves heridas sufridas cuando un hermanastro mayor de edad le arrojó con fuerza una cebolla en una humilde vivienda de la localidad bonaerense de Virreyes.
El violento hecho se registró en una casa situada en Portugal al 3200, donde fue agredido Edgardo Ezequiel Alfonso, quien falleció mientras era intervenido quirúrgicamente en el Hospital de Niños de San Isidro.
El incidente, según fuentes policiales citadas por el diario Crónica, ocurrió cuando por motivos que se investigan, el hermanastro del niño, un joven llamado Luis Miguel Fernández, de 22 años, tomó una cebolla y se la arrojó al pequeño.
La cebolla impactó en el baso del niño, que poco después fue encontrado pálido e inmóvil por otros familiares, que decidieron llevarlo al Hospital de Niños de San Isidro.
"Lo llevamos al hospital en remís, pero falleció cuando lo operaban", contó una de las hermanas del chico.
En tanto, la Policía local detuvo al agresor, quien tendría antecedentes de drogadicción, dijeron sus familiares.



















Te puede interesar