CARSFE cuestiona la falta de avance sobre retenciones

Locales 13 de noviembre Por
Su presidente, Rubén Ferrero, también expuso su preocupación por la apertura de Federación Agraria de la Comisión de Enlace.
Por Elida Thiery (redacción LA OPINION) - “Desde CARSFE sentimos con mucha indignación el hecho de haberse caído la posibilidad de poder tratar en el recinto las retenciones, como consecuencia de la falta de dictamen en comisión por falta de quórum”, sostuvo ante LA OPINION el titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe, Rubén Ferrero.
Fue notoria la ausencia de la diputada socialista Alicia Ciciliani, a la hora de definir la votación del dictamen que no se consiguió y que demorará un año el tratamiento de la modificación de las alícuotas a los granos, entre otras producciones. “Conozco la movida que está realizando la diputada Ciciliani, me contacté telefónicamente con el presidente de la Comisión de Agricultura, Ricardo Buryaille; y lo que él me manifestó es que estuvo en un comienzo, pero cuando pasaron a un cuarto intermedio nunca volvió y esa fue la causante de la falta de quórum. Seguimos manteniendo la versión que como consecuencia de la ausencia de varios legisladores, entre los cuales se encontraba la santafesina Ciciliani, no se pudo llevar al recinto para su discusión”, explicó Ferrero, teniendo en cuenta lo acontecido, que la misma legisladora alude como un desconocimiento de la función parlamentaria en una carta documento que hizo llegar a la Sociedad Rural de Rosario, que fue la primera entidad que denunció su ausencia para lograr este importante paso para los productores de la Provincia. La exviceministra de Trabajo, concluyó el texto con un llamado a la retractación sobre las acusaciones y doblando la apuesta al indicar que “poner en duda la probidad, responsabilidad, honestidad de una legisladora nacional en base a falsas afirmaciones con denuncias publicas infundadas porque una comision no dictamina a favor de un interés económico sectorial demuestra que para la sociedad rural de rosario el interés del pueblo pasa únicamente por su propio y excluyente interés”.
Sin embargo el campo santafesino piensa en firme sobre lo sucedido, “es algo que para nosotros era muy importante, que se viene dilatando desde hace mucho tiempo. No es sólo sobre la retención de soja, sino también la baja y la eliminación de impuestos en muchas economías regionales, que están atravesando una situación compleja”. Ferrero reiteró que lo que expresan los productores santafesinos es “indignación, porque hay legisladores que hace muy poquito tiempo tenían un discurso, de esta manera están yendo contra el electorado, actuando de una manera distinta y diferente de lo que fue en sus plataformas”.
Existe un punto fundamental en esta falta de comodidad de entidades rurales, ya que al no lograrse un dictamen este año, el proceso se pasará a 2011 y recién en un año se podría estar consiguiendo el ansiado debate en la Cámara. “Se sigue perjudicando así a las economías de las provincias productoras de materias primas. Lo que buscó el Gobierno desde fines del año pasado es dilatar todos los temas que a su entender les pueden llegar a trastocar lo que es la caja. Cuanto más nos acerquemos a las elecciones van a necesitar más caja para seguir manejando a los gobernadores, los intendentes y también siguen tratando, en base a las denuncias recientes, de comprar voluntades, llamando a los legisladores ofreciendo cosas, previo a votaciones importantes”.

¿Y FAA?
Es entonces que el presupuesto para 2011 marca un diferencial importante en lo que respecta a la Comisión de Enlace, al menos en el planteo que hace Santa Fe.
“En principio venimos viendo por parte de Federación Agraria Argentina una fuerte intención de distanciarse de lo que es la Comisión de Enlace. Lo que vemos es que muchas veces se tratan de distanciar, faltando a la verdad, como lo hizo su Presidente la semana pasada al decir que a las otras entidades no les interesa la segmentación porque les quieren cobrar el mismo impuesto a los productores chicos que a los pooles”. Ferrero responde que “no es verdad, porque desde CARSFE y desde CRA, seguimos sosteniendo lo que firmamos las cuatro entidades en la ciudad de Córdoba el año pasado, donde se habla de una baja de retenciones, hasta su eliminación en algún momento, con un cambio profundo tributario, mientras que en ese período no paguen los pequeños productores, teniendo en cuenta que las retenciones son un impuesto distorsivo, entonces se tendría que modificar quiza hacia un incremento de ganancias, lo que requiere una reforma tributaria profunda de parte del Congreso de la Nación”.
Hace muchos meses que se viene hablando de una fragmentación de la conformación que generaron las cuatro entidades en 2008, sin embargo de manera concreta aún no se demostraron acciones en ese sentido; y sólo caben ciertos análisis.
Ferrero, desde CARSFE, apunta que “no estamos viendo un alejamiento de Federación Agraria, sino el acercamiento muy grande que están teniendo con el Gobierno Nacional, las constantes reuniones con el Ministro de Economía, de Agricultura, con Echegaray de la AFIP”. A esto añade un rumor que estuvo corriendo en Buenos Aires, sobre la posibilidad de llamados a legisladores para promover la votación del presupuesto oficial. “Esto demostraría que hay negociaciones y alianzas en algunos temas relacionados con el sector, sino que también se está acompañando a un modelo sobre el que estamos en contra, porque la forma kirchnerista de manejar el país con un presupuesto a su antojo y para amigos, me parece que es algo que rechaza en su conjunto la sociedad”. Concretamente la entidad que nuclea a las rurales de la provincia de Santa Fe expresa que “es algo que nosotros no vamos a acompañar nunca y vislumbramos que cada día que pasa va a haber un acercamiento mayor de Federación Agraria con el kirchnerismo”. Esta mirada  quizá se cimente en las ausencias de Eduardo Buzzi, en los últimos encuentros de la Comisión de Enlace.
A pesar del pronóstico de nebulosas, es sabido que el campo apuesta al diálogo y puede llegar a resolver diferencias y volver a acercar posturas, para no perder el poder bien construido que hace más de dos años le otorgó al sector un punto de inflexión para el control de la función ejecutiva, por sobre las demás que hacen a la República. Los productores siguen queriendo la unidad y esa es la respuesta que se les debe dar desde sus representaciones.









Te puede interesar