Cayeron 3 integrantes de la "banda de los uniformados"

Policiales 13 de noviembre Por
A partir de un error de principiantes, como fue olvidarse un bolso con objetos utilizados en un asalto dentro de una casa de Oroño al 2700, la Policía detuvo  a tres hombres acusados de integrar una banda que para dar sus golpes se vestían con indumentaria similar a la de fajina que utiliza la Policía. Las detenciones se produjeron tras una serie de allanamientos ordenados por el juez de Instrucción, Jorge Baclini y, según trascendió, los tres apresados tienen prontuarios abiertos. Además del hecho en cuestión, la Justicia los investiga por otros ocho casos similares que se produjeron a partir de abril pasado. De acuerdo a La Capital, en los procedimientos también fueron demoradas dos personas que, tras prestar declaración informativa, recuperaron la libertad aunque siguen vinculadas a la pesquisa.
El lunes, a las 9:15 de la mañana, Luis G. abrió la puerta de su casa de Oroño al 2700 y fue sorprendido por tres hombres armados que lo obligaron bajo amenazas a reingresar a la vivienda. En el domicilio estaban además del dueño de casa, de 76 años; su esposa, María G., de 41 años; su hija Brenda, de 19; un joven llamado Denis, de 18; y una criatura de dos años. Según contaron las víctimas, los maleantes empuñaban armas de fuego y un arma blanca, estaban vestidos con ropas similares a las de la policía y estuvieron dentro de la vivienda una decena de minutos.
Fueron violentos con las víctimas e incluso le provocaron heridas cortantes a Luis G. para llevarse 500 pesos, 800 dólares y algunas alhajas. La presencia de un móvil del Comando Radioeléctrico que pasó por la zona precipitó la huida de los ladrones que, en el apuro, dejaron en el lugar un bolso con dos teléfonos celulares, municiones calibre 11.25, un alicate y rollos de alambre. Todos elementos que les permitieron a los investigadores llegar hasta los sospechosos. 
No era la primera vez que en los últimos meses se escuchaba hablar de una banda de uniformados que perpetraba atracos en distintas zonas de la ciudad. Informalmente, fuentes de la pesquisa indicaron a mediados de octubre que en Rosario "operaban entre cuatro y cinco células de delincuentes" que utilizaban el ardid de vestirse como policías para robar tanto a vecinos como a maleantes locales, es decir que los mejicaneaban. "No podemos saber si esta es una banda o una de las bandas que operan en Rosario. Tampoco podemos aseverar que se trata de una gavilla de delincuentes comunes o si es una banda mixta con policías en su conformación", indicó ayer una fuente judicial.
Así fue que 72 horas después del último golpe del que se tenga conocimiento, policías de la Inspección 3ª Zona y de la División Judiciales, con órdenes firmadas por el juez de Instrucción, Jorge Baclini, allanaron cuatro domicilios en jurisdicciones de las comisarías 13ª y 18ª. Con la cobertura del Grupo de Infantería de Respuesta Inmediata (Giri) y en presencia de la fiscal Viviana Cingolani (a cargo de la Oficina Judicial de Causas con Imputados no Individualizados - NN) los efectivos ingresaron simultáneamente a viviendas de Crespo al 2900, Virasoro al 3700 y Saavedra al 4000.








Te puede interesar