Breves

Policiales 13 de noviembre Por
Leer mas ...
25 años por
violaciones 

BUENOS AIRES, 13 (NA). - El Tribunal Oral Criminal Nº 28 (TOC28) de la Capital Federal -en la jornada de la víspera- condenó a la pena de 25 años de prisión a un taxista acusado de abusar sexualmente de seis pasajeras, a la mayoría de las cuales levantó luego de que salieran de boliches en distintas zonas de Palermo, la Costanera y también en la provincia de Buenos Aires. De acuerdo a la información suministrada a la prensa, el veredicto recayó sobre el taxista Carlos Alberto Pérez, quien según se acreditó en el juicio, también actuaba en la localidad bonaerense de Ramos Mejía, además de la Ciudad de Buenos Aires. 

Una banda de
secuestradores

BUENOS AIRES, 13 (NA). - Cuatro personas -dos hombres y dos mujeres- fueron detenidas ayer por efectivos de la Policía Federal, acusadas de formar parte de una banda de secuestradores que había raptado, en agosto pasado, a un joyero y a su novia, en esta capital. De acuerdo a información acercada oficialmente a los medios de prensa, los detenidos -que ya tenían antecedentes por ese mismo delito- quedaron acusados por el asalto y el secuestro extorsivo del que fueron víctimas el joyero Ignacio Pereyra, de 32 años de edad, y su novia, ocurrido el 25 de agosto último, según señalaron ayer a los medios de prensa, fuentes informativas de la Policía Federal.

Por muerte
de operario 

BUENOS AIRES, 13 (NA). - El titular de un Juzgado en lo Penal de Instrucción, Facundo Cubas, procesó en el transcurso de la jornada de la víspera sin prisión preventiva a un supervisor de una empresa de limpieza acusado por no cumplir con los recaudos mínimos que podrían haber evitado la muerte de un operario. Fuentes judiciales informaron que el magistrado procesó por "homicidio culposo" al supervisor de la empresa, la cual tiene a su cargo la limpieza de los ventanales en altura del Hotel Buenos Aires, ubicado en la calle Presidente Perón al 700, de esta Capital. El hecho ocurrió el 10 de octubre de 2006, cuando el operario José Eduardo Oviedo, de 40 años, estaba en un arnés a más de 15 metros de altura. En esa situación, sobrevino la caída y la posterior muerte del trabajador. Ahora, la Justicia etá dando curso a uno de los pasos procesales en procura de determinar responsabilidades. Claro que la muerte ya no tiene regreso. 





















Te puede interesar