Cartas de lectores

Locales 09 de noviembre Por
Leer mas ...
CARTAS DE LECTORES

Respuesta a Tartaglini

Sr. Director:

Permítame a través de esta responder a la Sra. Nora Tartaglini,  me encuentro sentado frente al teclado, tengo tantas cosas para decir, parece inmensa la tarea y pienso si debo responderle de manera justa o de manera correcta que no es lo mismo aunque lo parezca, su carta transmite un estado de violencia tal que tienta a responder inapropiadamente, sus menciones son tan detractoras, tan alejadas de la realidad, un análisis pobre, casi esquivo con permanentes alegorías
mesiánicas, plantea una tarea inquisidora y arremete contra todo lo popular adoptando una postura clasista con unas ínfulas de pertenencia que seguro no le son natas. Viene a mi memoria las palabras de ese magnífico pensador que fue Arturo Jauretche (Que no pueden acusarlo de Peronista) en su libro "El medio pelo en la sociedad argentina" donde
dice (textual) "Medio pelo es el sector que dentro de la sociedad construye su estatus sobre una ficción en que las pautas vigentes son las que corresponden a una situación superior a la suya, que es la que se quiere simular. Es esta ficción lo que determina ahora la designación y no el nivel social ni la raza. Cuando en la Argentina cambia la estructura de la sociedad tradicional por una configuración moderna que redistribuye las clases, el medio pelo está constituido por
aquella que intente fugar de su situación real en el remedo de un sector que no es el suyo y que considera superior". Es necesario agregar que en su diatriba Sra. Nora olvida o pierde el centro de la discusión llevándonos a un terreno árido, que difícilmente pueda producir lo que esta sociedad necesita, si Ud. ejercitara solo unos pocos minutos la reflexión que alega en su final, mitigando su ira hacia el sector popular que mal que le pese convivirá con Ud. en este suelo, podría seguramente distinguir que hay más cosas que nos unen que las que nos separan, como dijo Pepe Mujica "lo mismo que nos separa también nos une". No sería más adecuado en este momento donde cada argentino sintió en su fibra mas íntima el temor de la desesperanza, temor a lo desconocido, a una historia que parece ensañarse con nosotros, encontrarnos en el terreno fértil de la comprensión, la solidaridad y la alegría que nos dejo Néstor Kirchner de luchar por lo que creemos y queremos para nuestro país, sabiendo que somos capaces de lograrlo como lo hemos demostrado ya tantas veces. En su encendida nota se arroga la potestad de toda la grey católica que estoy seguro en su gran mayoría no piensa como Ud. donde quedamos sin salvación posible los que no lo somos y delata el desconocimiento que sabiamente el estado argentino es laico.
Como Ud. podrá apreciar en esta respuesta y usando expresiones que le son más propias a su vocabulario le he ofrecido la otra mejilla, en mi ignorancia espero haber estado a la altura de sus pretensiones.

 
Carlos Pedemonte
DNI 13.854.313

---------------------------

El extraño caso del señor Cobos

Sr. Director:

En un par de oportunidades he leído notas de periodistas de los medios de prensa hegemónicos, en las que sus autores, con histriónica preocupación, se lamentan de que la gente que despidió los restos del expresidente Kirchner se manifestó con inusitada violencia, restándole dignidad al acto multitudinario. La violencia a la que aluden no fue la
de enfrentamiento entre facciones, vandalismo, quema de banderas, etc., sino solamente frases cantadas a coro pidiéndole a J. Cleto Cobos que renuncie a la vicepresidencia. A diferencia de los Morales Solá y de los Fraga, considero que más que actitudes violentas, dichos cánticos expresaban el sentido de justicia que suelen enarbolar las masas. Esos jóvenes que hoy abrazan la política llenos de ideales (como lo hizo mi generación, aunque luego fuimos vencidos y descorazonados por la ultra derecha cívico militar), que no es precisamente una incipiente "juventud hitleriana" como despiadadamente expresó el confabulador de golpes de estado Mariano Grondona, sino jóvenes estudiantes y trabajadores cansados de este funambulesco personaje a quien algunos periodistas le hicieron creer que es presidenciable, y en tal sentido lo sostuvieron como paladín democrático en su retahíla de traiciones. Porque eso es el señor Cobos; un traidor al mandato otorgado por el pueblo en las urnas. Como todos saben, la elección del vice no se hace en boleta separada de la utilizada para elegir al presidente. En 2007 Cobos fue como segundo en la fórmula "Cristina F. Kirchner-Julio C. Cobos", y multitudes votaron a quien hoy es nuestra primera mandataria, y el mendocino también fue elegido por los votos a Cristina. Lo mismo hubiera ocurrido si el PJ hubiese puesto a otra persona en la fórmula (se había pensado en un primer momento en el socialista Rubén Giustiniani), pero confiaron en él. En realidad, todos esperamos que ante la ausencia forzada del Presidente, el vice continúe, ya en ejercicio de la presidencia, con el lineamiento político detentado por quien le dio posibilidades de ocupar ese cargo público. Algunos, por ignorancia, piensan que el vicepresidente es miembro del Senado, por lo que puede manifestar una posición política personal, ajena a la del Ejecutivo. Pero no debe ser así. La Constitución Nacional define claramente al Poder Ejecutivo en los artículos 87 al 93. El texto constitucional no deja margen para la duda, el vicepresidente es parte del Poder Ejecutivo, y más aún, el sueldo se lo paga el Tesoro (es decir, que no forma parte del presupuesto de la Cámara de Senadores). El vicepresidente no es un legislador, por cuanto no fue elegido como tal por los sufragantes. Tiene, entre sus funciones, la de presidir el Senado, y en casos de empate, desempatar votando a favor del Ejecutivo, al cual pertenece, y no en contra. Salvo lo que sucede últimamente en Paraguay con el vicepresidente de Lugo, no hay en el mundo otro caso como el de Cobos. En el extranjero ven asombrados, y obviamente sin poder entender, cómo el vicepresidente traba proyectos de leyes enviados por la Presidenta, se manifiesta abiertamente en contra de las políticas públicas, y mantiene un hiriente distanciamiento (que ya es un divorcio consumado) con el Ejecutivo. Pero volviendo al principio, insisto que no fue violencia la manifestación de la gente en contra de Cobos. Sí entiendo por violencia la expresión de la señora Carrió un
tiempo atrás, cuando dijo que lo mejor que podría sucederle a la presidenta era quedar viuda, o la del otro aprendiz de mago que dijo "sentir la muerte de Néstor Kirchner, como también le dio pena la muerte de Saddan Hussein, o que también siente lástima cuando ve un perro muerto". En fin, la política da para todo, pero yo, ejerciendo pacíficamente mi derecho como ciudadano argentino, le pido a don Cleto Cobos que deje de malversar su cargo, que no continúe desafiando a la Constitución Nacional, y que si no está de acuerdo con la Presidenta en cuya fórmula fue elegido, pues que renuncie. Será su mejor contribución a la Nación que haya hecho Cobos en su vida política.

Duval Carlos Ruiz Diaz
DNI 11.011.546

-------------------------

Sobre una carta

Sr. Director:

Después de leer la carta de Roxana, veo con estupor que el pingüino fue muy hábil para captar voluntades.  Hizo desaparecer millones de dólares de la gobernación de Santa Cruz, se enemistó con todo el interior de país, por razones étnicas (cabecitas negras) bajo la excusa de la soja.  Kristina, prometió que si las retenciones no se movian, los argentinos iban a tener pan gratis. En lugar de esto, aumentó en un 500% el precio en mostrador.
Aseguró que construiría 250 hospitales, cuando en la realidad, los que están, ni siquiera tienen hilo para sutura.
Prometió escuelas, cuando las que están, siempre están de paro. Aumentó la jubilación básica de los jubilados, pero se olvida que se apropió de las AFJP, usurpándoles todo lo recaudado durante años. Compró Aerolíneas, y esta es la única que hoy, no funciona como deberia.
Condenó de capitalistas al sojero que compró una camioneta 4x4, con un crecimiento de su capital anual del 3%. La familia del pingüino, acrecentó su patrimonio personal, en más del 7.000%.
Por favor Roxana, hay muchas cosas que no dice en su carta.

Miguel A. Beresvil
DNI 6.252.780


















































Te puede interesar