Un micro fue secuestrado en un imponente megaoperativo vial

Policiales 17 de junio Por
PARTICIPARON MAS DE 50 AGENTES DE DISTINTAS FUERZAS Y ORGANISMOS
FOTO LA OPINION REQUISA. Aduana y AFIP controlaron el origen y facturas de la indumentaria transportada en condiciones irregulares.
FOTO LA OPINION REQUISA. Aduana y AFIP controlaron el origen y facturas de la indumentaria transportada en condiciones irregulares.
Un imponente megaoperativo de tránsito, coordinado por la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), se desarrolló durante casi cuatro horas, entre las 8:30 y el mediodía de ayer, en el estratégico cruce de rutas nacional 34 y provincial 70.
El operativo contó con la participación de más de 50 agentes en 5 puestos de control simultáneos. Dos ubicados sobre ambas manos de la ruta 34, otros dos también en ambas manos de la ruta 70, y un quinto puesto frente al Cementerio Municipal.
Unos 300 vehículos fueron controlados por agentes de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), Policía de Seguridad Vial, Protección Vial y Comunitaria de la Municipalidad de Rafaela, la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAL), SENASA, AFIP, Escuadrón Vial Rafaela de Gendarmería Nacional, Unidad Regional V de Policía, Aduana, Dirección Provincial de Vialidad, y de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones.

SECUESTRO
DE UN MICRO

Producto de este operativo y como nota principal se puede decir que un micro de una empresa privada - del tipo "tour de compras”- que había salido de la estación de Once en Buenos Aires con destino a Jujuy fue demorado y luego secuestrado por infracción a las normas de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT).
Dicho micro viajaba con 45 pasajeros a bordo y unos 400 bultos que contenían ropa e indumentaria de fabricación nacional con destino al norte del país, más precisamente a Ledesma-San Pedro (Jujuy) y desde allí se distribuiría a distintos puntos de Jujuy y Salta.
Después de los controles, AFIP determinó que toda la mercadería que había sido adquirida en los barrios porteños de Once, Flores y en la Feria La Salada, contaba con documentación respaldatoria por lo que la falta principal fue que los bultos -tipo bolsas de consorcio- viajaban entre los pasajeros en los pasillos y hasta el techo, por encima o entre las personas, lo cual está prohibido por la CNRT.

RESULTADOS
No se incautaron armas ni estupefacientes en este operativo.
Según informó la APSV, además de los 300 vehículos controlados, se labraron 57 actas de infracción en total: 20 por la Policía de Seguridad Vial, 30 por la Municipalidad de Rafaela, 3 por ASSAL, 3 por SENASA que secuestró productos alimenticios que no cumplían con las reglamentaciones vigentes para su transporte; 1 por la Dirección Provincial de Vialidad -un camión de carga de materiales de construcción con sobrepeso- y 1 por AFIP.
Además del secuestro del colectivo por infracción a las normas de la CNRT, se retuvieron dos motos por parte de los agentes municipales, que constataron malas condiciones estructurales, como así también falta de documentación.
De las 30 actas de constatación labradas por la Municipalidad local, 3 de ellas correspondieron al no uso de cinturón de seguridad y 7 a falta de casco. El resto de las infracciones estuvieron relacionadas a situaciones de documentación.

NUEVA
MODALIDAD
LA OPINION dialogó en el lugar de los hechos con algunos de los coordinadores de este Operativo, Ivana Marcos -coordinadora Centro y Norte de la APSV-; el subcomisario Sebastián Pereyra -jefe de la Unidad Operativa 2 de la Policía de Seguridad Vial de Rafaela-; y el comandante Adrián Finós -del Escuadrón de Seguridad Vial Rafaela de Gendarmería-.
“En la nueva gestión -explicó Marcos- se empezó con esta modalidad de control de un megaoperativo por semana en la zona Centro-Norte y otro en la zona Centro-Sur de la provincia, eligiendo diferentes puntos. En esta oportunidad se realizó en conjunto con la secretaría de Control de la Municipalidad de Rafaela. Cada organismo que participa realiza el control dentro de lo que es el área de su competencia”, dijo.
Respecto de la carga del micro, Adrián Finós dijo que, “en este caso es mercadería de fabricación nacional. Se verificó su procedencia y las facturas que tienen los propietarios de cada bulto. Retuvimos al micro por venir con sobrecarga en infracción, y los bultos y pasajeros pudieron seguir viaje en otro micro de la misma empresa en condiciones reglamentarias”, señaló.

Te puede interesar