Buena cosecha de medallas del deporte argentino en los Juegos

Deportes 14/07/2015
Leer mas ...
Ver galería
1 / 3 - FOTOS NA MAIRA ARIAS. La patinadora neuquina le dio el segundo oro a la Argentina. FERNANDA RUSSO. A los 15 años fue medalla de plata en la modalidad tiro. DANIEL DAL BO. Sumó una plateada en canotaje.
TORONTO, Canadá, 14 (Por Tomás Rodríguez Couto, enviado especial de NA). - La delegación argentina en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 vivió un día de cinco medallas plateadas pero bañadas por el oro -segundo- de la patinadora neuquina Maira Arias, aunque hubo una protagonista excluyente como la riojana Fernanda Russo, que con apenas 15 años no sólo quedó a un paso de la dorada en tiro con rifle de aire, sino que también abrochó su clasificación a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.
Con la cosecha de ayer, nuestro país quedó en el octavo lugar del medallero general, con quince preseas en total pero apenas dos de oro, la obtenida por la patinadora artística Giselle Soler el domingo y la conseguida este lunes en patín carrera por Arias. El dato curioso de esta estadística es que si la medición sería por plateadas, la Argentina se ubicaría en el segundo lugar gracias a sus nueve medallas, más cinco de bronce.
La dorada de Arias, nacida en Neuquén pero radicada en Mar del Plata, llegó gracias a un soberbio trabajo con el que totalizó 41 puntos, sacando una clara ventaja sobre la ecuatoriana Emma Clare Townshend (11) y la chilena Valeria Riffo (6). En la pista, realizada exclusivamente en las inmediaciones del Centro Acuático Panamericano, ubicada a unos 34 kilómetros del centro de esta ciudad, Arias consiguió para la Argentina la segunda medalla de oro de estos Juegos Panamericanos, luego de la conseguida por Soler.
"La carrera empezó muy lenta y soy de ritmo más rápido. Ya en el primer embalaje me sentí bien. Se dio la carrera muy bien y a mitad de la competencia me di cuenta que la victoria era mía", analizó Arias en diálogo con la agencia Noticias Argentinas.
En parte, tuvo que ver la mala fortuna de la colombiana Johana Viveros, la campeona mundial de la especialidad, que sufrió una caída en el arranque de la competencia. "Cuando vi que en el séptimo embalaje no aparecía en el tablero, me di cuenta que había sido ella. Fue una pena porque seguramente con ella hubiera sido mano a mano", confesó.
La subcampeona mundial de Rosario 2014 vive sus primeros Juegos Panamericanos y notó la diferencia con otros torneos, incluso de nivel mundial: "Es nuestro campeonato más importante. Todas las noches soñé con la medalla de oro". Surgida en la pista que se encontraba a metros de la Escuela 196, del barrio Melipal, decidió partir rumbo a Mar del Plata, capital nacional del patín carrera, donde su vida cambió, aunque nunca dejó de representar al club Alta Barda de su Neuquén natal.
El patín carrera también había brindado buenas noticias en el inicio de la jornada, cuando el marplatense Ezequiel Capellano se quedó con la medalla plateada en la final de los 500 metros. Capellano finalizó con un tiempo de 40s909, detrás del colombiano Pedro Causil Rojas y por delante del mexicano Jorge Martínez.
El marplatense repitió su medalla plateada de Guadalajara 2011, aunque en esa ocasión fue por partida doble en las pruebas de 1.000 y de 10.000 metros. "Los colombianos son campeones del mundo, peleamos mucho la carrera para intentar ganar al oro, pero llegamos a la plata y este resultado también me pone muy feliz", reconoció Capellano.
Pero la vedette de la jornada fue la juvenil Fernanda Russo, nacida en La Rioja pero que creció en Córdoba, quien fue segunda en la competencia por apenas una décima de diferencia (204,8 a 204,7) respecto de la mexicana Goretti Zumaya.
"Todavía no caigo. Estaba dentro de las posibilidades, pero venía a hacer experiencia y a pasarla bien. La verdad no me la esperaba, la disfruté y era lo que tenía planteado", aseguró Russo, la representante más chica de la delegación albiceleste con sus 15 años, que ya tiene garantizada una plaza en los Juegos Olímpicos de Río 2016.
"Uno no está pensando en hacer su mejor marca porque no pasa, pero fue muy bueno dentro de todo y estoy contenta", agregó la chica de 15 años, que ya obtuvo la medalla olímpica (de bronce) en los Juegos de la Juventud de Nanjing.
Dos de los deportes más importantes que se disputan sobre agua son el canotaje y el remo, donde la Argentina pudo también este lunes sumar medallas. Igualmente hay una diferencia, ya que el canotaje, con sus dos plateadas de este lunes, quedó como la disciplina que más aportó hasta el momento para la delegación argentina, con cuatro en total.
La dupla Pablo de Torres y Gonzalo Carreras sumó un nuevo éxito al ganar la medalla plateada en la regata K2 1.000 metros. De Torres y Carreras hicieron una buena carrera, quedando detrás de los favoritos cubanos Jorge García y Reinier Torres, a una diferencia de 1s308.
Un rato antes, el palista entrerriano Daniel Dal Bó obtuvo un meritorio segundo puesto en la carrera de 1.000 metros de canotaje individual de los Juegos Panamericanos de Toronto, al llegar detrás del kayak del cubano Jorge García, a una diferencia de 1s029 segundos y por delante del canadiense Adam Van Koeverden.
Diferente es la situación del remo. Porque pese a que llegaba como una de las grandes esperanzas de sumar medallas para la delegación argentina no pudo hacerlo en sus primeras finales. Ayer, la suerte cambió. De entrada, la dupla compuesta por Rodrigo Murillo y Cristian Rosso consiguió la primera medalla del remo en los Panamericanos de Toronto 2015, al quedarse con la plata en la competencia de doble par de remos cortos.
El bote albiceleste llegó detrás de los cubanos Eduardo Rubio y Angel Fournier, a una distancia de 3,24 segundos y con un tiempo total de 6m33s059.
Un rato después, el cuarteto compuesto por Joaquín Iwan, Francisco Esteras, Iván Carino y Agustín Díaz se quedó con la medalla de bronce en la competencia de cuatro remos sin timonel. Los argentinos quedaron detrás de Canadá y Cuba, con un tiempo total de 6m16s520, para completar los 2.000 metros de la regata.
Otra alegría fue la clasificación de Facundo Bagnis y Guido Andreozzi para jugar las semifinales del torneo de tenis masculino, que aseguró al menos el bronce. Bagnis derrotó al ecuatoriano Gonzalo Escobar por 6-4, 5-7 y 6-1, en un encuentro que se extendió por dos horas y cinco minutos bajo un intenso calor sobre cemento. El triunfo de Bagnis le aseguró a la Argentina al menos una medalla, ya que un rato antes se había clasificado a semifinales Guido Andreozzi, al superar al paraguayo Diego Galeano por 2-6, 6-1 y 7-6 (6). Bagnis se medirá con el estadounidense Dennis Novikov, mientras que Andreozzi lo hará frente al colombiano Nicolás Barrientos.

Te puede interesar