Municipios y comunas buscarán un frente común para las paritarias

Locales 15 de enero Por
El plenario de intendentes y presidentes comunales que se realizó ayer en la capital provincial acordó mantener una posición de unidad en la próxima negociación por los salarios que, se estima, serán muy difíciles. Fassi participó en representación de la Municipalidad de Rafaela. En tanto, los trabajadores de los municipios de Santa Fe y Rosario levantaron el paro ya que cobrarán el bono extra de mil pesos.
El plenario de intendentes, presidentes comunales y secretarios de Hacienda, que se desarrolló ayer en Santa Fe para tratar especialmente el pago de un bono extraordinario a los trabajadores municipales que reclamó la Festram, permitió establecer las bases para mantener una posición "de unidad" ante la cercana reapertura de negociaciones paritarias. Así lo señaló el titular de la Secretaría de Hacienda y Finanzas de la Municipalidad de Rafaela, Edelmiro Fassi, quien participó de este encuentro en el Hotel Río Grande de la capital provincial. 
"En cierta medida se buscó establecer un criterio de unidad al momento en que se abran las paritarias para discutir con los gremios municipales los aumentos salariales para este año", expresó el funcionario rafaelino tras participar en el plenario, al que también asistieron los intendentes de Santa Fe, José Corral, y de Rosario, Mónica Fein. 
La cumbre, a la que también se sumó el secretario de Finanzas del gobierno de la ciudad de Sunchales, Héctor Deluchi, en realidad fue convocada para tratar el conflicto desatado a partir del pedido de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) para que se pague un bono extra de mil pesos a los empleados del sector. 
En el encuentro -que reunió a autoridades de más de 30 localidades de la provincia-, se analizó entre otros temas la solicitud de los gremios municipales de un bono especial de fin de año. Tras la reunión, se elaboró un documento que expresa la voluntad de pago; se solicita el levantamiento de las medidas de fuerza, y se ratifica la importancia de la paritaria para debatir estas cuestiones. 
En Rafaela la situación está bajo control ya que la gestión del intendente Luis Castellano terminó de pagar la semana pasada -lo hizo en dos cuotas- la suma solicitada desde el Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM) que conduce Darío Cocco, que obligó al Municipio a redireccionar 1.300.000 pesos. Sin embargo, el conflicto había crecido ante la negativa de Corral y de Fein de cancelar el bono con el argumento de que no contaban con los recursos suficientes. 
En este escenario, la Festram había definido un paro de 48 horas (para hoy y mañana) para presionar a los municipios que se niegan a abonar el bono que comenzó a gestarse para equiparar la situación de los municipales con los de la administración provincial, que recibieron un plus salarial a fin de año como una compensación por el aumento otorgado a la policía tras la crisis de diciembre.
Por eso Corral y Fein no tuvieron otra alternativa que ceder y aceptar pagar el bono extraordinario al personal de sus municipios para desactivar los paros convocados para este miércoles y jueves. En lo que respecta a Santa Fe, efectizará el dinero en dos cuotas de 500 pesos cada una, la primera el 20 de enero y la segunda el 5 de febrero. En tanto Rosario, que deberá desembolsar 11 millones de pesos para dar respuesta al reclamo, también depositará 500 pesos el próximo lunes y el saldo se cancelará junto al sueldo de enero. 
Fassi señaló a este Diario que "principalmente la agenda del plenario giró en torno al tema del pago del bono extra a los trabajadores de municipios y comunas, en el marco de la cual algunos destacaron que la Provincia otorgue un apoyo financiero a los municipios que están sin recursos mientras que otros dejaron en claro que si la Provincia aporta fondos para el pago del bono debe hacerlo para todos por igual, porque sino se castiga al que hace bien las cosas". 
En la reunión también se analizó lo que será la próxima paritaria, para la cual Festram ya solicitó al gobierno provincial que convoque cuanto antes a esta mesa de negociaciones para discutir los reclamos salariales mientras deja trascender que pedirá aumentos de entre el 30 y el 35 por ciento -de hecho, ayer se conoció que la inflación Congreso de 2013 superó el 28 por ciento-. 
En este contexto, los municipios y comunas buscarán fijar un criterio común. "Se pidió estar todos unidos a la hora de abrir las paritarias", admitió Fassi aunque también queda la sensación de que puede ser una "expresión de deseos". Es que la realidad de los municipios y comunas es dispar por lo que aquellos que se encuentran en una situación financiera equilibrada tienden a ceder rápidamente a los reclamos de Festram y de los sindicatos regionales -como el SEOM en Rafaela- para evitar las medidas de fuerza. Por caso, el año pasado en la Provincia se concretaron medidas de fuerza que paralizaron la actividad en el Municipio. 

Te puede interesar