Discutieron y mató al hermano con tiro de escopeta

Policiales 13/07/2015
Ocurrió en el paraje San Carlos, departamento Alberdi, en la provincia de Santiago del Estero, y el homicida fue detenido por la Policía.
Ampliar
FOTO EL LIBERAL - El homicida fue llevado a un lugar de detención.

Un hombre fue demorado cuando circulaba en motocicleta en aparente estado de ebriedad, hecho que se constataría momentos más tarde, pero lo insólito fue que cuando estuvo en la dependencia policial confesó que momentos antes había asesinado a su hermano. Según deslizaron las fuentes, al parecer en un primer momento los efectivos no creyeron que fuera verdad, ya que era notorio que estaba bajo los efectos de haber consumido abundantes bebidas alcohólicas, pero finalmente fueron a constatar sus dichos a su domicilio y se encontraron con la víctima dentro de una precaria casa, en medio de un charco de sangre.
Si bien no hay muchas precisiones respecto del porqué del trágico desenlace, los investigadores y la Justicia intervinientes explicaron que el alcohol habría hecho aflorar diferencias de vieja data que se resolvieron de la peor manera, destacó El Liberal, hoy, en su sección en internet.

LO OCURRIDO 

Alrededor de la hora 2, uno de los efectivos que cumplía funciones en la Patrulla de Caminos que tiene su base en la ruta 92 cerca de Campo Gallo, divisó a un motociclista que circulaba zigzagueando por la mencionada ruta, de norte a sur. Al hacer detener la marcha, constató que se trataba de una Yamaha YBR color negro, identificando al conductor como Juan Ángel Lobos, de 44 años, domiciliado en el paraje San Carlos, departamento Alberdi, quien se encontraba en evidente estado de ebriedad, según indicaron fuentes policiales.
Inmediatamente, el policía lo trasladó hasta la dependencia donde trabaja  y de allí se dirigieron hasta la Comisaría Nº 18 de Campo Gallo, donde debían hacerle una contravención por conducir en estado de ebriedad, sin embargo el sujeto se quebró y confesó a los policías que había asesinado a su hermano, Rubén Fernando Lobos. Consultado sobre cómo sucedieron los hechos, el supuesto homicida relató que el sábado, en horas de la tarde, regresó a su casa después haber estado durante varias horas en una yerra (marcar el ganado) que había realizado un vecino suyo.
Explicó que allí también estaba su hermano, y que ingirieron abundantes bebidas alcohólicas. Sostuvo que cuando regresó a su casa continúo bebiendo vino y que no recuerda la hora, pero comenzó a mantener una discusión con Rubén, y tras una pelea, tomó su escopeta y disparó a quemarropa. El proyectil impactó en el pecho de la víctima, y el disparo fue realizado de frente a corta distancia, según detalló el acusado. Rubén Lobos habría muerto en el acto.

COMPROBACION

Atónitos por el relato, efectivos policiales decidieron concurrir al lugar donde residían los dos protagonistas, al llegar encontraron efectivamente al hombre ya sin vida tendido en el suelo, en una humilde vivienda del paraje, sin nadie más en el inmueble. Inmediatamente se dio participación al juez de Crimen de Turno,  Miguel Moreno, quien dispuso que se retire el cadáver y que se lo traslade a la Morgue Judicial para que se le practique la autopsia correspondiente.  También dio la orden de que Juan Lobos quede detenido acusado del supuesto delito de homicidio simple, y que se realicen las pericias correspondientes, además que se secuestre el arma homicida y se tomen todas las medidas correspondientes para la preservación de las pruebas.

Te puede interesar