"El Chapo" Guzmán escapó de la cárcel

Internacionales 13/07/2015
Leer mas ...
ALMOLOYA DE JUAREZ, México, 13 (AFP-NA) Por Yemeli Ortega, Jennifer Gonzalez Covarrubias. - El capo mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán escapó de la cárcel de máxima seguridad en que estaba recluido a través de un kilométrico túnel escondido bajo la ducha de su celda, la segunda fuga de este narcotraficante que pone en entredicho al gobierno de México.
Este domingo, la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) confirmó que la "alerta por evasión" se lanzó la noche del sábado cuando los guardias no hallaron al narcotraficante en el "área de tratamientos especiales" del penal del Altiplano, ubicado a 90 km de la capital mexicana.
Desde entonces, tropas de las fuerzas federales buscan por tierra y cielo a Guzmán, de 58 años, quien había sido arrestado por última vez en febrero de 2014 y es considerado uno de los capos más poderosos del mundo.
Cuando las autoridades buscaron a "El Chapo" en su celda, hallaron un gran orificio en el área de la regadera que comunica con un túnel de unos 1,7 metros de alto por 80 centímetros de ancho que desemboca a "más de 1.500 metros" de distancia, dijo en conferencia de prensa Monte Alejandro Rubido, titular de la CNS.
En el sofisticado canal, con ventilación y alumbrado, había una motocicleta adaptada sobre rieles que habría servido para transportar las herramientas y maquinaria necesarias para las obras de excavación, así como para extraer la tierra que esto generó.
Este pasaje llega hasta un inmueble en construcción ubicado al suroeste del penal, que está rodeado por sembradíos de maíz y que este domingo lucía custodiado por unos 250 uniformados mientras un helicóptero sobrevolaba la empobrecida zona.
Las autoridades ordenaron el cierre del cercano aeropuerto internacional de Toluca, mientras que en retenes instalados en las carreteras aledañas, soldados apuntaban sus linternas hacia los automovilistas y escudriñaban los maleteros de sus vehículos, constató la AFP.
Un total de 18 agentes penitenciarios serán llamados a declarar sobre la misteriosa fuga en este penal en Almoloya, que alberga a los capos, asesinos y violadores más peligrosos del país. Paralelamente, el gobierno de Guatemala desplegó sus fuerzas para blindar la zona fronteriza con México.

FUGA "DE PELICULA"
Los vecinos de la prisión aseguran haber escuchado por la noche sirenas de patrullas y helicópteros. "¡Qué bueno que no sacamos ni las narices en toda la noche!", dijo Francisco Flores, mientras que su vecina Leticia Molina rezaba: "¡Ay diosito!, que no vaya a ser que todavía esté por aquí ese fulano".
El escape del líder del cártel de Sinaloa fue "impecable, implicó una obra de ingeniería impresionante", estimó para la AFP Raúl Benítez Manaut, experto en seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México.
"Seguramente el capo planeó esto desde que llegó a la cárcel", valiéndose de una red de corrupción dentro y fuera del penal para lograr esta fuga "de película", comentó.
"El Chapo", quien llegó a ser el delincuente más buscado por México y Estados Unidos, fue detenido por primera vez el 9 junio de 1993 en Guatemala.
En esa ocasión fue trasladado al penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco (oeste), de donde se fugó el 19 de enero de 2001 aparentemente escondido en un carrito de ropa sucia.
Siguió una intensa persecución, que el capo logró burlar gracias a ingeniosas maniobras y su estrecha connivencia con varias autoridades.
El capo fue finalmente aprehendido el 22 de febrero del año pasado en su feudo de Sinaloa (noroeste).

BOCHORNO
PARA PEÑA NIETO

Ese arresto había sido anunciado con bombos y platillos por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, quien recibió elogios internacionales por el "histórico" logro.
La fiscalía general mexicana había ofrecido por Guzmán una recompensa de unos 2,3 millones de dólares y Estados Unidos, cinco millones. Además, la ciudad de Chicago lo había declarado su "enemigo público número uno", el primer criminal señalado como tal desde Al Capone.
Inmediatamente después de la captura del capo, Estados Unidos pidió su extradición, algo a lo que México se negó rotundamente. La nueva fuga del capo da un sorpresivo giro a la situación y pone en entredicho al gobierno de Peña Nieto, quien llegó a Francia este domingo para una visita de Estado.
El nuevo escape "pone en un predicamento al gobierno y evidencia su debilidad para impartir y administrar la justicia", consideró Javier Oliva, analista en temas de seguridad.
Con su primera huida, Guzmán se convirtió en el gran símbolo del narcotráfico contra el que el expresidente Felipe Calderón (2006-2012) lanzó al Ejército.
El capo, cuyo cártel fue hegemónico en México gracias al tráfico de cocaína y marihuana a Estados Unidos, Europa y Asia, llegó a aparecer en la lista de las mayores fortunas del mundo de Forbes de 2011, con más de 11.000 millones de dólares.
Apodado "El Chapo" como diminutivo de "chaparro" (por su corta estatura de 1,55 m), Guzmán nació el 4 de abril de 1957 en Badiraguato, Sinaloa, cuna de la mayoría de los capos históricos de México. Sus sicarios libraron sanguinarias batallas en las que se estima murieron decenas de miles de personas.
Según informes de la fiscalía general, Guzmán se involucró en el crimen en los años 1980, cuando fue reclutado por Miguel Angel Félix Gallardo, "El Padrino", entonces el narco más poderoso en México.

Te puede interesar