Estarían más cerca de la ciudad los "precios cuidados" oficiales

Locales 14/01/2014 Por
Leer mas ...
La inflación sigue su curso y parece que el nuevo acuerdo de precios ya es considerado exitoso por el Gobierno, que de nacional parece tener poco, al mirar esta medida sólo en lo inmediato circunscribiéndolo a la ciudad de Buenos Aires. Una negociación con algunas cadenas de supermercados está lejos de abarcar al interior del país y como en todo, desde aquí se sigue esperando, no sólo para tener esta suerte de control de cifras, sino para aquietar el ritmo de crecimiento de precios que hace que los sueldos de los trabajadores cada vez valgan menos.
No faltaron al momento quienes destaquen que algunos productos que se ofrecen en la Capital Federal, tienen hoy números menores en las góndolas de la provincia, están las figuras políticas que entienden que es discriminatorio para los que aún no lo tenemos a mano, e incluso están los que advierten sobre un control sobre algunos productos y el descontrol de la remarcación en el resto. Pero todos tienen parte de la razón.
En concreto, a Rafaela había llegado el acuerdo anterior, de la gestión Guillermo Moreno, a través de las ventas realizadas en supermercados La Anónima y Libertad. El año anterior no tenía disponibles ni todos los productos, ni las bondades con las que se lo promocionaba. Habíamos relevado desde LA OPINION, que en uno de los casos de los puntos de venta era más conveniente comprar con la tarjeta promocional del comercio, que tenía descuentos, que acceder a los productos mencionados.
Lo cierto es que a la ciudad llegaron en las últimas horas comunicaciones que hacen entender que en algunas semanas se podría dar nuevamente esta situación de “precios cuidados”, pero sin definiciones de listados de productos, plazos, stock y demás cuestiones que hacen al funcionamiento de este mecanismo, ya gestado por Agusto Costa, el actual secretario de Comercio Interior, claro que con el aval del Gabinete Nacional.
Este acuerdo de precios llega, a una mínima parte del país, justo antes que se activen las negociaciones por paritarias, para intentar frenar de alguna manera la inflación que ya calculan las gremiales en un 30 por ciento, para así hacer el pedido inicial de ajuste de salarios. De difícil cumplimiento y control, este “cuidado” que pretende la administración de la presidente que aún no regresó a sus funciones oficiales, hace que la desconfianza aumente entre los consumidores, cada vez que las cajas dan el resultado de cada cuenta.
A esperar entonces y a seguir comprando lo que convenga, en el momento y lugar adecuado, para que esta crisis económica no revelada no nos termine asfixiando desde los bolsillos.

JUSTIFICACION
La Secretaría de Comercio justificó la fundación de la campaña en el "acuerdo estructural" para "asegurar la consistencia entre la política económica de crecimiento con inclusión social, que se viene desarrollando desde el año 2003".
La campaña de "Precios cuidados"  se fundó en el artículo 42 de la Constitución Nacional y en la ley de Defensa del Consumidor. Los considerandos de la resolución 2/2014, que definió los modelos de convenios con supermercados y fabricantes, recuerda que ese artículo de la Constitución "establece que los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a una información adecuada y veraz; a la libertad de elección, y a condiciones de trato equitativo y digno".
"Las autoridades -añade ese apartado de la Carta Magna- proveerán a la protección de esos derechos, a la educación para el consumo, a la defensa de la competencia contra toda forma de distorsión de los mercados, al control de los monopolios naturales y legales, a la calidad y eficiencia de los servicios públicos y a la constitución de asociaciones de consumidores y de usuarios".
Sería bueno que el Gobierno Nacional aplique estos criterios para todos los rubros y sectores.

Te puede interesar