Aborto: AMRA apoya a los "objetores de conciencia"

Locales 13/07/2015
LO SUCEDIDO EN EL ITURRASPE Y SU VINCULO CON RAFAELA
El Sindicato de Médicos de la República Argentina (AMRA) Seccional Santa Fe expresa mediante este comunicado de prensa, en torno a la polémica suscitada en el Hospital "José Bernardo Iturraspe" de la ciudad de Santa Fe a raíz de la negativa del Jefe del Servicio de Ginecología del efector Dr. Samuel Seiref y el resto de los profesionales que integran dicha área de realizar prácticas abortivas debido a considerarse objetores de conciencia, que defiende, sin ánimo de polemizar ni discriminar, a dichos colegas, ya que por juramento hipocrático, principios éticos, morales y/o religiosos, debe respetarse la postura adoptada por los mismos.
Creemos de vital importancia que todo el mundo pueda tener acceso a una salud pública acorde a las necesidades de la gente, entre ellas, lógicamente, a las mujeres que deciden, por diferentes motivos razonables, someterse a un aborto de un embarazo, por lo cual nos parece pertinente y recomendable que el Ministerio de Salud de la Provincia instrumente políticas superadoras que conlleven a que las mismas no sean discriminadas y puedan realizarse tales intervenciones en establecimientos de salud donde haya colegas que no sean objetores de conciencia (los hay y son sumamente respetables también) a los fines de que no exista inconveniente alguno ni carga moral o ética por parte del médico que tenga que llevar adelante este tipo de prácticas.

DESMENTIDA
En las últimas horas se conoció que la totalidad de los médicos del servicio de Ginecología del Hospital Iturraspe están anotados en el registro de objetores de conciencia. Esto implica que no hay profesionales de esa especialidad que realicen abortos no punibles (aquellos claramente permitidos por el Código Penal de la Nación). Vale destacar que lo mismo sucede en el Hospital local "Dr. Jaime Ferré". Esta situación, dada a conocer a través de estas páginas, generaron mucha tensión entre el Ministerio de Salud de la Provincia y el aquel entonces director del Hospital, Dr. Roberto Vitaloni. 
Por ello, el representante de la Comunidad en el Consejo de Administración del nosocomio de la capital provincial, Mariano Figueroa pide que las autoridades políticas tomen cartas en el asunto e inclusive solicita la renuncia del jefe de dicho servicio, Samuel Seiref.
“Para nosotros es una situación institucional y jurídica muy grave, porque impide el acceso de las mujeres a su derecho a la salud sexual y reproductiva, tal cual lo garantiza nuestra Constitución Nacional y un fallo reciente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, argumentó Figueroa, y opinó que ese derecho está siendo impedido por “una corporación” (la corporación médica).
Por su parte, Seiref convino que serán en todo caso “las autoridades” quienes tengan que “arbitrar los medios para que la paciente se pueda atender en otros efectores”. 
En nuestra ciudad, se tomó la decisión de que si se llegara a dar un caso en donde sea necesario un aborto, se contrataría a un personal foráneo para que realice la práctica dentro del establecimiento. 

Te puede interesar