Representa la mitad del ingreso de una familia

Nacionales 13/07/2015
Advirtió un estudio elaborado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal, señalando que una persona debería trabajar entre 173 y 225 días para cumplir con el Fisco.
BUENOS AIRES, 13 (NA). - La carga tributaria argentina representa entre un 47% y un 62% del ingreso total de una familia asalariada, advirtió ayer un informe privado, el cual también señaló que una persona debería trabajar entre 173 y 225 días para cumplir con el Fisco.
Los datos surgen de un estudio elaborado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), el cual analiza la carga tributaria formal ejercida por el Estado argentino sobre una familia asalariada, mediante el cobro de impuestos directos e indirectos.
Según el sondeo, un trabajador asalariado formal en la Argentina debería trabajar en 2015 entre unos 173 y 225 días para cumplir con las obligaciones tributarias de los tres niveles de gobierno.
Por ello, el "Día de la independencia tributaria", es decir cuando el ciudadano "deja de trabajar para el Fisco", se ubica en el país entre el 21 de junio y el 12 de agosto, en función de cuáles sean sus ingresos.
El estudio subrayó que durante la última década se registró en Argentina "un incremento en la presión tributaria sin precedentes", mientras argumentó que "los tres niveles de gobierno aumentaron la carga que ejercen los tributos sobre personas físicas y empresas, tanto debido a cambios en la normativa como a
subas indirectas".
Los últimos resultados exhibieron que la carga tributaria durante el 2015 se ubicaría entre el 47,3% y el 61,6% del ingreso total de una familia, según los tramos de ingresos considerados.
Por otro lado, señaló que respecto del grado de representatividad de la carga tributaria, según información del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), el porcentaje de asalariados que no se encuentran alcanzados por el pago del impuesto a las ganancias, asciende a un 85% del total de
trabajadores del sector formal de la economía.
IARAF subrayó que la recaudación consolidada argentina, habría alcanzado en 2014 un 35,1% del PIB, sin considerar el impuesto inflacionario, lo cual representa un crecimiento de casi el 50% respecto de los valores de una década atrás.

Te puede interesar

Te puede interesar