AFA, Agremiados y las deudas

Deportes 11 de enero Por
Leer mas ...
El receso nos obliga a hablar de pretemporadas, preparaciones y refuerzos, aunque hay que reconocer que esto último con mucha menos frecuencia que en años anteriores. De cualquier manera los dirigentes de los equipos de Primera, saneados o no, se están moviendo en función de retocar sus grupos humanos, por lo que es inevitable hacernos una pregunta: ¿Agremiados no va a poner el grito en el cielo ante las nuevas contrataciones cuando la mayoría de los clubes les deben mucho dinero a los actuales planteles? ¿AFA permitirá que jueguen los refuerzos de las entidades con deudas?
Si se cumple lo pactado, los clubes con deudas con sus planteles no podrán usar a sus refuerzos hasta que se pongan al día. De cualquier manera es difícil que retomen aquellos dichos de comienzos de diciembre, cuando incluso Sergio Marchi llamó a todos los capitanes para que el gremio tome un impulso en pos de cortar con los desaguisados de nuestro fútbol.
Los clubes ya tienen refuerzos y los ejemplos sobran: River (el más endeudado) ya tiene a Fernando Cavenaghi cuando le debe al plantel 57 millones de pesos; San Lorenzo gastó 2 millones de dólares en Blandi.
El caso emblemático es Colón. El Dr Vega asumió con un alto grado de compromiso la presidencia del club, pero las deudas siguen apareciendo. Lo curioso es que el nuevo equipo de Osella ya tiene a Lalinde (2 millones de pesos por el préstamo de 6 meses), busca un defensor (podría ser el rafaelino Wilfredo Olivera) y hay serias intenciones de utilizar el tercer cupo que se le abrió por la lesión de Caire. Roza la osadía si tenemos en cuenta que incluso alguien del mundo “sabalero” llamó a Bastía para que rescinda con Atlético.
Dentro de este panorama, Atlético, siempre perjudicado por hacer las cosas bien, de muchos años a esta parte. El club de barrio Alberdi no recibe ayudas, ni lo esperan sus acreedores. Debe salir al mercado siempre con las mismas armas y el precepto de no gastar más de lo que entra. Vivimos otro capítulo institucional del ya impresentable fútbol argentino. Veremos si AFA y Agremiados se plantan o, como siempre, la dejan pasar. Se sabe que aquí lo pactado hoy es A y mañana B y los reglamentos están obsoletos o ignorados.

Te puede interesar