Falta de confianza entre Grecia y Eurogrupo

Internacionales 12/07/2015
Leer mas ...
Ampliar
FOTO ARCHIVO TSIPRAS./ Primer ministro griego.
BRUSELAS, 12 (AFP-NA) Por Patricio Arana y Pol Costa. - La falta de confianza dificultaba este sábado las negociaciones entre el gobierno griego y sus socios del Eurogrupo, que pidieron más esfuerzos a Atenas en sus reformas en un enésimo intento para evitar su salida del euro.
Tras más de siete horas de reunión, las negociaciones seguían bloqueadas por la "falta de confianza", según una fuente próxima a las discusiones.
Los socios de Grecia piden a Atenas nuevas medidas para complementar su plan de reformas presentado el jueves, en una reunión tensa en la que Finlandia fue especialmente reacia a aprobar un tercer rescate para el país, indicaron fuentes europeas a la AFP.
Según la televisión pública finlandesa, el parlamento de Helsinki dio a su ministro de Finanzas el mandato de negociar una salida de Grecia del euro.
Desde hace meses, los diputados euroscépticos de la coalición en el poder (Auténticos Finlandeses) piden una salida de Grecia y aseguran que el país podría sobrevivir devaluando su nueva moneda.
Los ministros de Finanzas de la eurozona están analizando desde primera hora de la tarde las propuestas de reforma de Atenas a cambio de un tercer plan de rescate.
Tras la reunión del sábado, tendrá lugar el domingo una cumbre de jefes de Estado y de gobierno de los 28 miembros de la Unión Europea (UE), considerada como la "última oportunidad" para evitar la salida de Grecia de la zona euro.
Según un documento filtrado a la prensa, el gobierno alemán baraja además la hipótesis de un Grexit temporal de cinco años si el país no mejora sus propuestas.
Otros países proponen que el parlamento griego apruebe en los próximos días algunas de las reformas anunciadas para demostrar su "seriedad" y su voluntad de compromiso, indicaron fuentes europeas.
Para Grecia no será fácil vencer las resistencias de algunos Estados europeos, en particular de Alemania y los países bálticos, que no ven razones para aprobar un tercer rescate de tres años "con las condiciones para uno de cinco meses", señaló una fuente.
"Hay un grave problema de confianza. ¿Podemos confiar en el gobierno griego para que haga lo que ha prometido en las próximas semanas, meses y años?", se preguntó Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo y ministro de Finanzas holandés, a su llegada a la reunión.
Su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, el principal partidario de la línea dura con Atenas, auguró negociaciones "extremadamente difíciles" y dijo que las propuestas de Atenas "están lejos de ser suficientes".

PUENTE FINANCIERO
Las instituciones acreedoras -la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional- acogieron favorablemente el viernes la nueva oferta de Atenas, que incluye recortes de pensiones, aumentos del IVA, privatizaciones y nuevos impuestos para las empresas.
A cambio, Atenas pide un tercer rescate, que las instituciones estimaron entre 74.000 y 82.000 millones de euros. Grecia ya se benefició en 2010 y 2012 de dos rescates financieros por un total de unos 240.000 millones de euros.
Las reformas del gobierno heleno son impopulares y muy similares a las que exigían los acreedores de Grecia hace unas semanas antes de que expirara, el 30 de junio, el segundo rescate al país. El 61% de los electores griegos rechazó esa propuesta en un referéndum el domingo pasado.

NUEVO MANDATO
PARA NEGOCIAR

Tsipras obtuvo el sábado de madrugada el aval de su parlamento para negociar con Bruselas su propuesta de reformas con 251 votos a favor de un total de 300 diputados. Sin embargo varios diputados de su partido, Syriza, se abstuvieron en la votación, lo que según los observadores podría augurar cambios en la coalición gubernamental.
Según los cálculos de los acreedores, si se aprueba el tercer plan de ayuda, Grecia podría recibir entre 74.000 y 82.000 millones de euros en tres años, de los cuales 16.000 millones ya están previstos en un programa del FMI que expirará en marzo de 2016.
El Eurogrupo podría estudiar también una solución transitoria, un "puente financiero" que permita a Grecia pagar el 20 de julio al BCE un importante vencimiento. Este movilizaría unos 3.300 millones de euros prometidos en el pasado a Grecia y retenidos por los bancos centrales de la zona euro.
En las calles de Grecia, la situación no era diferente este sábado a la que se repite desde hace casi dos semanas, cuando se impuso el corralito para evitar la huida de capitales y que entre otras medidas limita a 60 euros diarios el dinero que se puede retirar en los cajeros.

Te puede interesar

Te puede interesar