El Papa en contra de los "bastonazos inquisidores"

Sociales 04 de enero Por
"El Evangelio se anuncia con suavidad, fraternidad y amor" y no "con bastonazos inquisidores, con condenas", dijo el sumo pontífice.
ROMA, 4 (AFP-NA). - El papa Francisco predicó ayer en favor de la "suavidad" y contra "los bastonazos inquisidores", al celebrar en Roma una misa por el padre francés Pierre Favre (1506-1546), su modelo preferido de jesuita, declarado santo el mes pasado.
"El Evangelio se anuncia con suavidad, fraternidad y amor" y no "con bastonazos inquisidores, con condenas", dijo el sumo pontífice durante una misa celebrada en la Iglesia de Jesús, donde está enterrado el fundador de la Compañía de Jesús, Ignacio de Loyola.
En su homilía pidió a los jesuitas que "no se centren en sí mismos" y que como lo hizo el sacerdote Pierre Favre, nunca pierdan "el deseo de cambiar al mundo". 
El 17 de diciembre pasado, cuando cumplió 77 años, Francisco, el primer papa jesuita en la historia de la Iglesia católica, había declarado santo a este sacerdote, originario de Saboya y amigo de Ignacio de Loyola, durante un procedimiento acelerado, sin que fuera necesaria una ceremonia de canonización.
Jorge Mario Bergoglio celebró la misa en presencia entre otros del prefecto de la Congregación de las causas de los santos, el cardenal Angelo Amato, del obispo de Annecy (Saboya, Francia), monseñor Yves Boiniveau, y de 350 miembros de la Compañía de Jesús. 
El Papa argentino quería que este religioso, que había permanecido a la sombra de sus célebres contemporáneos jesuitas, los Santos Ignacio y Francisco Javier, fuese proclamado santo.

Te puede interesar