Suplemento La Palabra

Cincelando la llave del cielo

Apenas se lo conoce por hacer cálices papales y bastones de mando presidenciales, pero es una pequeña parte de sus actividades. Aunque las reconoce como las más gratas e importantes de su vida, piensa en los valores humanos que hay que defender a diario. Se expresa con infinitas actitudes hacia sus semejantes. Y sigue tallando con la debida paciencia como esperando la forma definitiva de ese metal que será su nueva emoción. De su pasado y de su presente, mirando al futuro, nos cuenta en esta charla íntima con La Palabra.
Suplemento La Palabra 19/02/2016 Raúl Vigini